miércoles, 1 de diciembre de 2010

Kiwi-Cherry Crumble Cake

Para una merienda muy sabrosa y saludable, creamos este cake enriquecido con frutas y avena. Y queda tan precioso y gustoso que puedes envasar y regalar los amigos. 






Crumble
1/2 taza de avena
2/3 taza de harina
1/4 taza de azúcar
45g de mantequilla con sal, helada y en dados


Masa
50g de mantequilla con sal, en temperatura ambiente
1/2 taza de azúcar
1 huevo grande (o 2 pequeños)
1 cucharadita de esencia de vainilla
3/4 taza de harina
1 cucharadita de levadura en polvo
2 kiwis en tajadas
8 cerezas cortadas al medio


Preparación
Crumble
1. Mezcla bien la avena, harina y azúcar y frota en la mantequilla helada con la punta de los dedos. Reserva.


2. Precalienta el horno a 180˚C. Unta y enharina un molde cuadrado de 15x15cm.


Masa
3. Con un batidor, o en la batidora, bate la mantequilla con el azúcar hasta quedar una crema pálida y blanda. Añade el huevo y la esencia de vainilla y bate muy bien. Añade la harina y la levadura y revuelve delicadamente la masa. NO MEZCLA DEMASIADO.


4. Coloca la masa en el molde preparado y nivela con una espátula o cuchara. Esparce las frutas en tajadas y por encima el crumble reservado. Lleva para hornear por 20 minutos o hasta que dore rápidamente la superficie. Deja enfriar sobre una rejilla.


Pistas: Tu puedes sustituir las cerezas por fresas con un óptimo resultado.


Sirve: 6 trozos pequeños.


8 comentarios:

Laube dijo...

Ummmmmmmmmmm... Qué maravilloso aspecto!. Me encantan los crumble cake. Su textura es especial.
Un besote

dulce dijo...

ese trocito me esta diciéndome come me, delicioso, un beso

Piligoto dijo...

Rico, rico. Te cojo ese trocito para la merienda. Besos.

Maria Elena dijo...

Desde ñuego el aspecto es de lo mas apetecible!!
Bss.

Maria Elena dijo...

Desde ñuego el aspecto es de lo mas apetecible!!
Bss.

Amanda dijo...

Super rico y esponjoso.
;-D

mamen dijo...

Una autentica delicia, pero una tentacion, me llevo la guinda chocolateada, me encanta, besitos

Ernestina tina777 dijo...

La hora de la merienda y ese trocito que se sale de la pantalla dice cómeme, que esponjoso que está.

besos-