domingo, 14 de marzo de 2010

PAN DE FIAMBRE


Tener pan calentito, recién hecho para la merienda es reconfortante. Ahora, imagina servir un pan recién horneado, ligero, aireado, muy suave y con un sabroso relleno. Es aún mejor, no? Esto es totalmente posible incluso para aquellos que nunca han aventurado en la panadería. Sólo tienes que seguir la receta al pie de la letra y no puede salir mal.






400g de harina
2 cucharaditas de azúcar
1 cucharada poco profunda de levadura de panadería seca
1 huevo
200ml de buttermilk tibio
30g de mantequilla en temperatura ambiente
1/2 cucharada de sal
Aproximadamente 100g de harina

Relleno
2 tomates
200g de jamón rallado
200g mozzarella rallada
Orégano

Preparación
En el bol de la batidora, mezclar la harina, azúcar y levadura (no poner la sal para no afectar el crecimiento). Añadir el huevo y buttermilk y batir en velocidad baja con el gancho por 8 minutos, si necesario añadir un poco más de harina para despegar de las laterales del bol. Añadir la mantequilla y batir por más 10 minutos hasta hacer una masa elástica y homogénea.
Cubrir con un plástico y dejar leudar en un lugar sin corriente de aire por aproximadamente 1h30.
Separar 50g de harina y mezclar con la cucharada de sal. Batir la masa nuevamente en la batidora por 10 minutos, añadiendo la harina y sal, si necesario un poco más de harina. No dejar la masa densa, debe estar muy suave y fácil de pegar en las manos.
Llevar para una superficie sin harina y sobar un poco. Dividir la masa en dos o tres. Abrir cada trozo de masa con un rodillo, esparcir el relleno y enrollar cuidadosamente. Poner cada pan en un molde de pan untado con mantequilla. Hacer cortes profundos con una navaja, pincelar con la yema y mantequilla, espolvorear orégano y dejar crecer nuevamente por aproximadamente 2 horas.
Precalentar el horno a 180˚C y hornear los panes por aproximadamente 40 minutos hasta que estén dorados. Retirar de los moldes y dejar enfriar sobre un paño, virando para que enfríe de los dos lados. Guardar en un recipiente bien cerrado o saco plástico.

Relleno
Cortar en cubitos bien pequeños los tomates y espolvorear con un poco de sal. Reservar por 10 minutos para perder agua.
Mezclar el jamón, queso, tomate sin agua y orégano.

Para pincelar
Derretir la mantequilla y dejar enfriar. Añadir la yema y batir con un tenedor.

Sugestiones: Puedes hacer la receta sin batidora, sobando la masa con las manos.
Puedes hacer el pan y cortar en rebanadas, haciendo panecillos individuales.
Sustituye el jamón por longaniza.

Sirve: 3 panes pequeños.



8 comentarios:

kanela y Limón dijo...

Que delicia de pan con ese relleno. El corte habla por si solo. Buenísimo!!
Un besiño.

Lola dijo...

me encanta! y practico! ;-)

Marisa dijo...

Holaaaa, tu propuesta de merienda me ha encantado! quién se podría negar a una rebanada de este pan?
Un besooo

Carmen dijo...

Que pan relleno mas rico, te quedo estupendo.

Un beso.

NENALINDA dijo...

Ummmmmmmmmm ese corte se ve delicioso , aunque ya ha pasado la hora de la merienda me llevo un caxo pa la cena ,seguro que esta guenisimooooo.
Bicos mil wapa.

NORMA RUIZ dijo...

Una delicia y yo panadera de corazón que más puedo pedir, mil gracias por la receta me ha encantado.

SANDY dijo...

Madre mía que pedazo de pan tan bueno, ese corte con ese relleno, yo llegaría al cielo con un trozo.
Mil gracias por la receta.
Besos.

Rosi dijo...

Qué aspecto más rico que tiene este pan! Ya me imagino el maravilloso olor que tenía tu cocina mientras lo horneabas....
Un beso,